• 0
    El carrito está vacío

En 1816 el VIII Conde de Hervías, el tatarabuelo de las actuales propietarias, construye una de las bodegas más antiguas de La Rioja en piedra de sillería en Torremontalbo. Con la llegada de la filoxera a finales de los años 1890 los viñedos quedaron devastados, y la familia decide replantar las hectáreas en cereal y dejar la antigua bodega para el almacenamiento del mismo.

A lo largo de los años 70 y principios de los 80, los hermanos Íñigo y Javier Amézola retomaron la tradición vitícola de la familia al transformar las sesenta hectáreas heredadas de cereales en viñedos y reconstruir la antigua bodega del siglo XIX.

Cristina Downes, la viuda de Iñigo Amezola, afronta el gran reto de liderar la bodega tras el fallecimiento repentino y prematuro de su cuñado Javier en el 1995 y de su marido en 1999. No solo realiza una gran labor sino que elabora en 2001 la primera añada de un vino, homenaje a uno de los fundadores, Íñigo Amézola Tinto. Se trata de un vino tinto elaborado a partir de la uva tempranillo de la mejor parcela, San Quiles.

En el 2005 las hermanas María y Cristina, hijas de Iñigo y Cristina, convertidas en las bodegueras españolas más jóvenes de España se incorporan a la bodega. Representan la quinta generación familiar. Desde entonces continúan orgullosas al frente de la bodega que sus padres y su tío levantaron. Lo hacen en honor a su memoria promoviendo, con aires frescos y jóvenes, la tradición y la filosofía familiar. “Vinos con sabor a familia”.

Para garantizar que nuestros vinos se disfrutan de forma responsable debe responder la siguiente pregunta:
¿Es usted mayor de edad para comprar y consumir alcohol según la legislación de su país?