• 0
    El carrito está vacío

Categoría: ¿Cuánto sabes de vino?

El test …. DE LA HISTORIA DEL VINO ( Parte II)

mitos-vino¿Sabes cuantas veces se menciona el vino en la Biblia?

 

¡Más de doscientas! Cuenta la Biblia que el origen del vino está tras el diluvio universal cuando Noé plantó una viña y se emborrachó con el primer vino. Dicen que Satanás al verle plantando le dijo “Tómame como compañero” pero Noé no aceptó. En venganza, Satanás enterró debajdo de la vid un cordero, un león, un mono y un cerdo y que la sangre de los cuatro animales se mezcló con el vino. Desde entonces, quien bebe un vaso de vino se vuelve manso como un cordero, dos vasos se vuelve fuerte como un léon, tres vasos ridículo como un mono, y cuatro vasos repugnante como un cerdo.

 

¿Dónde se localizó el primer viñedo?

 

El primer viñedo fue plantado con toda probabilidad entre los actuales territorios de Turquía, Georgia y Armenia hace unos siete mil años. Esta región tiene un clima y relieve particularmente propicios para el cultivo de la vid.

 

¿Dónde surgen las primeras bodegas?

 

Tras la caída del imperio romano algunas órdenes religiosas mantuvieron el cultivo de la vid mediante sus trabajos en los monasterios. Estos conventos y monasterios sufrían continuos saqueos y los monjes debían refugiar las cubas en los sótanos junto con los demás víveres. De esta forma casual encontró el vino un sitio adecuado para reposar, creando por primera vez las bodegas subterráneas.

 

¿En qué tipo de envases se ha conservado el vino a lo largo de la historia?

 

El envasado del vino ha sufrido muchos cambios a lo largo de la historia, algunos de los cuales os van a sorprender verdaderamente.

 

En Egipto el vino se envasaba y transportaba en ánforas y tinajas. Estos recipientes, también fueron usados por los griegos y fenicios y podían estar hechos de barro o cerámica.

 

En Roma el vino era transportado en la piel de los animales. Aunque cuidadosamente unida para que el vino no se saliera, la piel alteraba las propiedades del vino por la temperatura, los olores, etc. ¿Os suena familiar este tipo de envase? Aunque penséis que no… de ahí nos quedan las famosas botas de vino elaboradas con piel animal.

 

Los primeros toneles de madera datan de la época de Carlomagno aunque no se hace extensible su uso hasta la Edad Media. A lo largo de la historia, muchas han sido las civilizaciones que han almacenado el vino en barriles, lo que ha ido cambiando ha sido el tipo de madera utilizada: madera de nogal, cerezo, caoba hasta llegar a la conclusión de que el mejor tipo de madera es el roble.

 

Aunque el origen de la botella de vidrio como envase para el vino está en el pueblo griego y romano, no fue hasta el siglo XII cuando se generalizó su uso. Primero se usaron botellas oscuras, y más adelante botellas verdes y transparentes.

Os dejamos el enlace del test del Vino Parte I, por si queréis «refrescar»: TEST PARTE I

 

 

¿CUÁNTO SABES DE VINO? El test …. DE LA HISTORIA DEL VINO ( I parte )

cuantosabesdevino¿De dónde procede la palabra “ vino”?

 Aunque el vino es tan antiguo como lo es la humanidad, el origen de la palabra no está tan claro. Lo que sí sabemos es que procede del latin “vinum” que a su vez procede del griego “κρασί” con transcripción «oinos» o «woinos». Seguro que en alguna ocasión os habíais preguntado de donde procedían las palabras castellanas enología, enólogo, etc… ¡ahora ya lo sabéis!

¿Era el vino que bebían en la antigüedad igual que el que tomamos actualmente?

 En absoluto. En Grecia por ejemplo el vino tenía tal graduación alcohólica que se rebajaba con agua. En Roma lo mezclaban con miel, canela, azafrán o pimienta para aromatizarlo e incluso hacían vinos artificiales de rosas, y de bayas maceradas.

 ¿Por qué consideraban antiguamente que el vino era una bebida de origen divino?

 Esto se debe fundamentalmente a que el vino era y es la única bebida que es capaz de fermentar de manera natural por si sola. Las levaduras naturales presentes en el hollejo inician el proceso de fermentación convirtiendo el azúcar del mosto en alcohol.

Como os podéis imaginar, este proceso natural antiguamente era considerado poco más que un milagro y de ahí que le atribuyeran un origen divino al vino.

¿Cuáles son los dioses del vino de las más antiguas civilizaciones?

En Egipto el dios del vino y la fertilidad era Osiris El consumo de vino estaba reservado para la nobleza, altos funcionarios, los sacerdotes y soldados. Las clases sociales inferiores consumían una especie de zumo de granada fermentado.

En Grecia el dios del vino era Dionisio. Los griegos celebraban fastuosos banquetes en los que tras comer rápida y abundantemente comenzaba el simposio (que en griego quiere decir “beber juntos”). Los vinos eran tan alcohólicos que debían ser rebajados con agua.  El vino en estado puro era reservado para los bárbaros, y otras bebidas como la cerveza  eran destinadas a las clases más bajas. Curiosamente en el simposio primero se servían los vinos más jóvenes, luego los más viejos, y finalmente los dulces, y esta costumbre ha permanecido hasta nuestros días. Además, la copa la elevaban al cielo en honor a los dioses, por lo que algunos dicen que este pudo haber sido el origen del brindis.

El dios romano del vino y la vid era Baco. Los romanos supieron transformar el vino, un elemento puramente ocioso en la época griega, en un buen negocio; introdujeron viñedos en la Galia y abrieron las rutas para que se difundiera en todo el mundo. De hecho los grandes emperadores romanos, como Julio Cesar, fueron verdaderos apasionados del vino.

El test de la historia continuará…

LOS CONSEJOS DE NUESTRO ENOLOGO GEORGES PAULI

 DECANTADORESTE MES… CUÁNDO Y CÓMO DECANTAR UN VINO

A veces es necesario decantar la botella, normalmente cuando se trata de vinos viejos,  de un reserva o un gran reserva, o bien vinos que no hayan sido filtrados. El proceso de decantar se realiza para depositar (decantar) las partículas en suspensión que pudiera tener el vino, generalmente materia colorante que con el tiempo en botella acaba precipitando. Es importante hacer notar que estas partículas no son malas, pero es algo incómodo beber el vino con posos.

Mucha gente utiliza el decantador como método de oxigenación, aunque no sea este su objetivo. Los vinos que han pasado por un largo periodo de crianza en botella, suelen estar «cerrados», presentan aromas de reducción, que sería el efecto contrario a estar oxigenado. Esta reducción es la que podemos percibir en una habitación poco ventilada y en un vino da aromas a humedad cuadra, caballeriza o incluso estiércol. Aunque pueda parecer desagradable, lo cierto es que estos aromas desaparecen y no suponen un problema.

Para saber si un vino necesita oxigenación se debe de servir una copa y pasados diez minutos servir otra. Si se aprecian diferencias y una mejora en la primera copa comparada con la segunda quiere decir que el vino necesita oxigenarse. Aunque con la práctica, los aromas reductivos, «cerrados», se perciben rápidamente y se aprende a detectar qué vinos requieren oxigenación.

La decantación permite que el vino entre en contacto con el aire, lo que llamamos oxigenación. De esta manera, se recuperan los aromas frutales del vino.

El decantador se recomienda que sea de cristal para que podamos apreciar el color del vino. El cuello debe ser más estrecho que el cuerpo, ya que así el vino se desliza por las paredes oxigenándose poco a poco y despertando los aromas de este, además de favorecer la ventilación, en caso de que requiramos una mayor oxigenación. Podemos escoger entre diferentes tipos de decantadores, según nuestras necesidades.

¿CUÁNTO SABES DE VINO? El test …. DE LOS MITOS

El vino, ¿cuánto más viejo mejor?

FALSO. Los vinos con mayor extracto, elevada graduación alcohólica, alta acidez y buena carga tánica son los que podrán tener un envejecimiento controlado más prolongado.

Los vinos nobles son los más aptos para el envejecimiento en botella, y el éxito está asegurado para los que tengan una graduación alcohólica superior a 12’5 grados. Los vinos tintos de mayor capa, o sea, con mayor riqueza en materia colorante, suelen necesitar más tiempo para envejecer que los vinos más ligeros y con menos color. Nunca deben destinarse al envejecimiento los vinos tintos nuevos.

¿El vino tinto con carne y el blanco con pescado?

 FALSO. Desde siempre asociamos un vino tinto para carnes rojas o el vino blanco para pescados pero en realidad el maridaje es mucho más complejo que eso. Se trata de buscar un equilibrio o contraste entre los sabores. Hay muchos factores que entran en juego como son la cantidad de platos que vamos a degustar, la estación en la que nos encontremos o incluso el estado anímico del momento.

¿Los espumosos para el final de la comida?

FALSO. Asociamos estos vinos con celebraciones y los dejamos para cerrar una comida con un buen brindis pero realmente un buen cava o champagne por su frescura y acidez deberían degustarse al inicio de las comidas o como aperitivos para poder apreciar su finura mejor.

¿El vino tinto a temperatura ambiente y el blanco refrigerado?

FALSO.  El vino tinto debe beberse a una temperatura que oscile entre los 16°C y 18°C. A mayor temperatura se comienzan a perder cualidades positivas del producto, los aromas y sabores agradables desaparecen y prevalece el alcohol. No se debe arruinar un buen vino por servirlo a temperatura inadecuada, así que si es necesario enfriarlo, se debe hacer, da igual que sea tinto o blanco.

¿El vino engorda?

 FALSO. Partiendo de la base de que sabemos que todo alimento, salvo el agua, aporta calorías, decir que el vino se transforma en grasa acumulada es falso. En una copa estándar de vino blanco hay unas 100 calorías, mientras que en una de vino tinto hay uno poco más, unas 120 calorías. ¿Esto es mucho o es poco? Todo depende de cómo lo mire cada uno, y en cuando mida la felicidad que le aporta esa copa de vino.

Para garantizar que nuestros vinos se disfrutan de forma responsable debe responder la siguiente pregunta:
¿Es usted mayor de edad para comprar y consumir alcohol según la legislación de su país?